lunes, 1 de noviembre de 2010

HOMENAJE A MIGUEL HERNÁNDEZ, EL POETA DEL PUEBLO

Llegó con tres heridas:
la del amor,
la de la muerte,
la de la vida.

Con tres heridas viene:
la de la vida,
la del amor,
la de la muerte

      Miguel Hernández

3 comentarios:

  1. Este poema, siempre que lo leo, o lo escucho, me pone los vellos de punta. Es hermosísimo y muy fuerte.
    Gracias por tus comentarios en mi blog de cocina.
    Gracias a ellos he conocido tu blog, y a tí, y me encanta todo lo que estoy viendo.
    Lo pongo en mi blog de lacaracoladulzona como favorito.
    besos.

    ResponderEliminar
  2. Miguel Hernández, tan gran poeta que incluso era capaz de explicar de forma bonita algo tan sanguinario y desagradable como que Garcilaso de la Vega murió de una pedrada que le desparramó los sesos. Dice así:
    Dulce varón, parece desarmado
    un dormido martillo de diamante,
    su corazón un pez maravillado
    una granada de oro apedreado
    con un dulce cerebro en cada gota.

    Saludos. Ricard

    ResponderEliminar
  3. Me encanta este poeta. Bonito homenaje.
    Saludos

    ResponderEliminar