miércoles, 30 de diciembre de 2009

feliz 2010


Os deseo a todos un feliz 2010. Que se realicen vuestros deseos y que este año mejore la crisis, el estrés y nos tomemos la vida de otro modo.
Yo me marcho mañana unos días para desconectar un poquito.
Besos y saludos
Yolanda

jueves, 24 de diciembre de 2009

feliz navidad


feliz navidad a tod@s y que este año esté lleno de felicidad. Deseo que termine esta maldita crisis pero que pensemos también que hay gente que lo está pasando mucho peor, que mientras yo escribo esto sentada en casa, hay gente en la calle pasándolo mal y que para ellos no hay nochebuena, navidad ni nada, sólo soledad y desear que pase otro día.
Deseo que tengamos salud y valoremos a los que tenemos al lado, que el día que ya no estén nos habremos arrepentido de no haberle dado un abrazo o haber pasado más tiempo con ellos.
Deseo que seamos un poco más humanos y pensemos en las cosas que realmente hay que valorar.
Deseo, por supuesto, que cesen las guerras y el maltrato a personas y animales y la intolerencia.
Os deseo felices fiestas y que lo paseis bien y disfruteis de las personas que quereis.
FELIZ NAVIDAD. BESOS Y ABRAZOS, YOLANDA

martes, 15 de diciembre de 2009

si alfred levantara la cabeza...


A pesar de que obama me cae bien y me es estupendo que haya un presidente negro, sobre todo, por todos aquellos que murieron soñando con ello, si Alfred Nobel levantara la cabeza...

la verdadera historia de esta foto


Esta es la verdadera historia:

La foto de Kevin Carter debería haber sembrado de silencio el mundo. Pasó todo lo contrario. Desató una tromba de chismorreos y palabrería que tras casi 15 años abrasa todavía foros de Internet e invade seminarios. Gañanes de la opinión, evangelizadores laicos, moralistas progres, bienpensantes reaccionarios, profetillas pichaflojas y hasta algún periodista de relumbrón reverdecen la teoría de que Carter se quitó la vida por el remordimiento de no haber salvado a la indefensa criatura de esa bestia.

Sí, 16 meses después de aquella foto, la noche del 27 de julio de 1994, su autor, el sudafricano Kevin Carter, que venía de recoger el Premio Pulitzer en la Columbia University, conectó una goma al tubo de escape de su coche, dejó una confusa nota y se suicidó. Tenía 33 años.

Desde que el New York Times publicó la foto (marzo de 1993), millones de personas sintieron un impacto en la barriga, un estremecimiento fugaz que muchos aún perciben como una especie de agresión a una parte íntima de su sensibilidad. Alguien iba a tener que pagar por ello. Hasta que, al fin, Carter, el agresor, pagó su culpa. Ya no tendría forma de defenderse. A partir de ahí, bastaba con repetirle al mundo la milonga hasta la náusea: «Claro, el dilema moral, la culpa, todo eso le condujo a la tumba, bla, bla…». Y siguen.

El fotógrafo Luis Davilla y yo estuvimos en ese lugar meses después que Carter, en julio. Luis retrató una escena parecida y los dos sabemos que no sucedió así. Quienes esparcen la patraña no saben de lo que hablan. O peor: mienten.

A mediados de marzo de 1993, Carter viajó con su colega Joao Silva, un mozambicano recriado en Sudáfrica, al sur de Sudán, un lugar acosado por las hambrunas y el terror de la guerra desde la llegada al poder de los radicales islámicos. Carter y Silva eran dos de los cuatro foteros conocidos en Johanesburgo como el Club del Bang-Bang, gente especializada en retratar la brutalidad durante el fin del apartheid en suburbios como Soweto o Thokoza. Pertenecían a esa clase de reporteros que no se amilanan ni cuando la muerte les mira de cerca o la sangre les salpica la lente. Así ayudaron a enterrar al régimen racista de Pretoria. Por entonces, Ken Oosterbroek, el líder del grupo, el más guapo y equilibrado, había sido dos veces Mejor Fotógrafo del Año. Y Greg Marinovich, el cuarto bang-bang, Pulitzer desde 1991 por una secuencia en la que un miembro del partido Inkhata era linchado, primero a cuchilladas y luego abrasado a fuego.

Cuando Carter y Silva llegaron a Ayod, entre infectos pantanales, a unos mil kilómetros del lugar civilizado más cercano, el poblado funcionaba como feed-center, un centro de alimentación de la ONU. Unas 15.000 personas exhaustas que huían de los combates, con grave desnutrición y enfermedades como la malaria, el kala azar (leishmaniasis) o el gusano de Guinea, se concentraban allí y aquello era un verdadero festival de ayuda humanitaria. Silva y Carter, cada uno por su lado, hicieron fotos toda la mañana de aquel espanto. Cuando se reencontraron, Carter le describió la escena y se sentó a llorar: esperó 20 minutos a que el buitre entrase en plano, hizo la foto, espantó al bicho (o no, qué más da) y se marchó.

OTRO PREDADOR

Durante el año siguiente, Carter se vio alanceado con dilemas y acusaciones obtusas, cuando no estúpidas, de quienes jamás han pisado un escenario semejante, incapaces de imaginarse una realidad tan atroz como la del sur de Sudán, pero que parecían hacerse cargo del vértigo terrible que expresaba su foto. Un insensato llegó a escribir: «El hombre que ha ajustado su lente para captar esa foto es otro predador, otro buitre en la escena». Y yo afirmo: difícil ser más imbécil.

Carter acudió a toda clase de foros para ofrecer su versión de lo sucedido, pero para entonces su vida era un completo desastre. Muchos años antes había intentado suicidarse, fumaba White Pipe, una mezcla de marihuana, mandrax y barbitúricos, tenía graves problemas familiares y una personalidad desordenada, perdía sus carretes de fotos en aviones y aeropuertos, arrastraba depresiones, llevaba una vida caótica y tenía acumuladas experiencias trágicas como para colapsar las consultas de varios psicoanalistas.

Por si fuera poco, el 18 de abril de 1994, Carter dejó a su amigo Oosterbroek y demás bang-bang de guardia en un suburbio de Johanesburgo y se marchó a conceder una entrevista a un colega, pues seis días antes le habían comunicado la concesión del Pulitzer por la foto de la niña y el buitre. En la radio del coche escuchó que Oosterbroek y Marinovich habían sido heridos en una refriega nada más irse él. Voló hacia el hospital, pero Oosterbroek había fallecido. Las preguntas estúpidas siguieron. Y los imbéciles, como carroñeros, haciendo de las suyas.

En fin, ¿qué otra cosa pudo haber hecho Carter por la niña? ¿Espantar al buitre? Al parecer, lo hizo, aunque los buitres (los hay a montones) habrían vuelto de todos modos. ¿Llevarla consigo? Bien, ¿adónde?, porque parece que nuestra conciencia acomplejada pretende imaginar que esa criatura yace en un páramo hacia ninguna parte. No es cierto. Esa criatura, reventada por el hambre y por las diarreas, que a los niños allí les desvencija el ano y les hace colgar una tripa larga pierna abajo, está a unos 20 metros de la puerta del poblado, junto a la empalizada de paja que rodea el feed-center y rodeada de gente que deambula a su alrededor. Nadie la ha llevado hasta allí. Simplemente, esa niña se ha sentado a defecar. Sí, maldita sea, es el estercolero de la tribu, donde todos los suyos, de generación en generación, acuden a realizar sus deposiciones. Son gente educada, al fin y al cabo, con sus normas cívicas, que no permiten que uno haga de vientre en cualquier lado. ¿Será preciso decirlo en plata? ¡Esa niña ha ido allí a cagar! Y el buitre, esa bestia cobarde que parece tan atenta, no hace sino esperar a que la niña le regale su magra ración de carroña cotidiana, como también sucede con la criatura que retrató Davilla en idéntica actitud en ese lugar demoníaco y escatológico.

No, Carter no se suicidó por un remordimiento de esa clase. Se limitó a recortar un trozo de paisaje para servírnoslo a domicilio. La expresividad fue su gran logro, pues la foto ejerce de metáfora certera de una realidad trágica y atroz de una guerra olvidada. No es ningún montaje: sucedió así y Carter sólo nos troceó y nos regaló el significante; el significado lo pusimos nosotros, espectadores occidentales, atormentados por nuestra sucia conciencia y acosados por los problemas de obesidad extensiva desde la tierna infancia. Carter no era otro predador ni el ejecutor de la niña, no, sino su único redentor. La redimió y esparció la culpa al mundo, para que volviésemos los ojos por un segundo hacia la tragedia de Sudán y ayudásemos a esas criaturas a llevar su cruz olvidada. Carter no logró salvarla, pero es que eso ya (a unos más que a otros, desde luego) nos correspondería a todos.

Tres meses después de la muerte de su amigo Oosterbroek, a finales de julio de 1994, Carter recogió su Pulitzer y el día 27, a la vuelta, anotó en un papel que dejó en el asiento del copiloto: «He llegado a un punto en que el sufrimiento de la vida anula la alegría… Estoy perseguido por recuerdos vívidos de muertos, de cadáveres, rabia y dolor. Y estoy perseguido por la pérdida de mi amigo Ken…». El dióxido de carbono de su vieja furgoneta puso el resto, pero no sabemos hasta cuándo los opinadores y moralistas seguirán haciéndole pagar a Carter que nos diese ese aldabonazo y ese susto en la conciencia. De todos modos, los niños y los buitres seguirán estando allí. Aunque Carter ya no esté para retratarlo.

sábado, 28 de noviembre de 2009

homenaje a las mujeres con cáncer de mama


En nuestra sociedad, la palabra cáncer aún es tabú.Usamos el eufemismo "tiene algo malo", "enfermedad grave", entre otras. Por desgracia, es la enfermedad del siglo XXI. Por suerte, la posibilidad de curación es bastante elevada y existen grandes avances que hay que seguir apoyando. Con este dibujo de Victoria Francés, rindo un pequeño homenaje a aquellas mujeres que se han enfrentado y se siguen enfrentándose cada día al cáncer. He conocido a bastantes y son valientes,generosas y luchadoras. A todas ellas, mi más sincera enhorabuena por su valentía y en muchas casos, la alegría que esconde muchas horas de llanto y de soledad.
No podemos olvidar nunca, que hay que ponerse en el lugar de ellas y pensar que nos puede suceder a cualquiera.
Besos para todas y para los familiares.

viernes, 20 de noviembre de 2009






GÁRGOLAS
Disfrazada bajo luces de neón
se contonea buscando una presa,
y con falso pudor
se vende por un beso.

Vuelve a subir a un coche diferente.
Esta noche, el amor es de nuevo
una gárgola encaramada al pecho.

yolanda martínez aranda

donde vamos a llegar!

Esta noticia ha salido hoy en diferentes medios de comucación.
Un profesor juzgado en Alicante se enfrenta a una condena por una falta de vejaciones y otra de maltrato, según solicita la acusación particular, después de que castigara a una alumna cara a la pared por no hacer las tareas. El ministerio fiscal solicitó, por su parte, la libre absolución del docente.
El profesor fue denunciado juzgado por castigar a una alumna a copiar más de cien veces "debo hacer lo que me manden" y por ponerla cara a la pared por no traer los deberes, según informó hoy a Europa Press el abogado del padre de la menor, Jaime Martín de Santa Olalla, que ejerce de acusación particular en el caso.
Según De Santa Olalla, el juicio viene motivado por una denuncia que interpuso el padre de la menor después de que ésta le contara que su profesor "la había castigado mirando a la pared" por no traer los deberes, momento en el que "se angustió y vomitó". El letrado apuntó, además, que en la versión del padre, tras la arcada, el profesor obligó a la menor a recoger el vómito y a continuar con el castigo(...)
(FUENTE.LAS PROVINCIAS.ES)
Me parece indignante que se le denuncie a un docente por algo así. Hace apenas 20 años, un padre castigaba a su hijo si no había echo las tareas y ahora se denuncia a un profesor por poner un castigo a un alumno? esta sociedad esta llena de analfabetos, poca educación y poca empatía. Se ha pasado de la libertad al libertinaje. Asi nos va.

domingo, 18 de octubre de 2009

Karl Lagerfeld o "Kagada Lagerfeld"

La última "perla" del diseñador, recogida por el diario Telegraph, va en contra de las "mujeres curvilíneas", comentario que ha sentado muy mal a la opinión pública.

El modisto, de 71 años, y que está sometido desde hace años a una más que estricta dieta permanente para permanecer delgado, ha declarado que las mujeres con curvas deben estar fuera de las pasarelas, ya que "nadie quiere ver una mujer curvilínea".
Lagerfeld siempre se ha distinguido por su aversión a las mujeres con curvas, como cuando creó una colección de ropa para la firma H&M, donde se negó a hacer una talla mayor de la 38, asegurando que él no "diseñaba para mujeres con sobrepeso"
Fuente: http://www.20minutos.es/noticia/5409...erfeld/curvas/

Sin duda, los valores (si es que tiene) de este "prestigioso", esquelético y amargado modisto dejan mucho que desear.Si el mundo tuviera que juzgar su imagen...

Premio Planeta

A pesar de que el Archiconocido y sustancioso Premio Planeta, a veces ha estado rodeado de polémica y "preferitismos", este año Ángeles Caso-con la obra Contra el viento- ha sido la galardonada merecedora sin duda del Premio.

lunes, 5 de octubre de 2009

día del docente


La educación en este país necesita una gran reforma. No sólo los alumnos tienen que ser los que cambien, también hay que educar a los padres y a los profesores. La profesión de docente debe ser por vocación, no todo el mundo sabe enseñar. Ojalá, la situación cambie pasito a pasito. No cabe duda de que la base para que un país funcione es la educación, no sólo académica, sino también ética y emocional. Esperamos que las ganas de unos pocos de avanzar no se quede en una utopía.

sábado, 3 de octubre de 2009


El caballito de mar es una de las criaturas más enigmáticas y fascinantes de la naturaleza, pero está seriamente amenazado en libertad. sSu frágil y delicada silueta corre grave riesgo de desaparecer de nuestros mares y océanos debido a la demanda en benificio de los humanos (el animal más salvaje y cruel que existe).

la dama del lago


Ojalá existieran

domingo, 27 de septiembre de 2009

la guerra

Se acabaron los cuentos,
jugar a las canicas,
y saltar a la comba.

Te escondes en el armario,
y cuentas hasta diez
pero no estás jugando.

El miedo te ahoga
pero no debes gritar,
sólo rezas
para que no te encuentren.

Yolanda Martínez Aranda

los niños de la guerra


foto de EL País

alicia en el pais de las maravillas de tim burton

alicia en el pais de las maravillas de tim burton

Una vez más, Tim Burton, el genial y excéntrico director, nos sorprenderá con una ariesgada pero acertada producción del viejo y fabuloso cuento de Alicia en el país de las maravillas. El genial Jonny Deep es uno de los actores principales y fetiche de este director.
Esperamos con impaciencia el estreno de la versión cinematográfica del controvertido y polémico cuento que no siempre ha sido catalogado para niños.
http://www.youtube.com/watch?v=mUHSN

lunes, 21 de septiembre de 2009

reforma educativa??

distrito 9


Como todas las películas americanas, Distrito 9 promete alienigenas desagradables físicamente, efectos y supuestos héroes. A pesar de tener bastantes prejuicios antes de verla, es una película que sorprende un poco "para bien". En este caso, no se trata de aliens que vienen a invadirnos y americanitos que salvan el mundo. La ciudad escenario (por una vez no es Nueva York ni sucedáneos) es Johannesburgo (Sudáfrica) y los aliens no vienen a invadirnos sino que paran aquí porque se les estropea la nave.
La película (o al menos yo eso entendí) nos enseña que los humanos somos la raza más egoísta e interesada que existe. Hasta los aliens pueden demostrar más humanidad que nosotros.
No es la típica película de extraterrestres y cuando termina te hace reflexionar.
No obstante, es más recomendable para los espectadores que al menos disfruten un poquito de la ciencia-ficción.

viernes, 18 de septiembre de 2009

mafalda y la crisis en el gobierno

festival eutopia


Se inaugura hoy en Córdoba, el festival Eutopía. Festival de música, teatro, danza, poesía, pintura...El festival estará en la ciudad hasta el próximo día sábado 26 de septiembre. Creadores como David Trueba, actores como Neus Asensi y músicos como Kiko Veneno son algunos de los invitados a este encuentro muy esperado en Córdoba.

domingo, 15 de marzo de 2009

victoria francés



La joven artista Victoria Francés realiza unas ilustraciones fabulosas, dignas de ser acompañada por poemas. Las imágenes hablan por si mismas. Le caracteriza el estilo gótico impregnado de magia y sensualidad.

martes, 10 de marzo de 2009

cosmopoética a la vuelta de la esquina


El esperado festival cosmopoética se presenta este año en su novena edición durante marzo y abril, aunque la mayor actividad será durante el mes de abril. Cine, teatr, talleres, lecturas, conciertos, exposiciones y sobre todo mucha poesía.

EN CONSTRUCCIÓN

Después de meses sin poder trabajar en el blog, vuelvo con imagen renovada y contenidos interesantes. ☺❤❤